Páginas

martes, 21 de abril de 2015

MISTERIOSO ASESINATO EN CASA DE CERVANTES

Para resolver un asesinato ocurrido en la puerta de la casa de Cervantes llega a Valladolid don Teodoro de Anuso. Desde la primera página de la novela vemos que no es un caballero al uso, pues entona un villancico, tiene los pies blancos y delicados, no toma aguardiente y en su aposento aparecen dos arcones roperos, uno con vestidos de mujer y el otro con trajes de hombre. De esta forma, mediante un recurso usual en el siglo xvii, al menos en la literatura, el travestismo, y dependiendo de a quién tenga que entrevistar, unas veces irá don Teodoro de Anuso y otras, en un cambio ingenioso de nombre, se presentará doña Dorotea de Osuna.

La justicia ha culpado a don Miguel de Cervantes de dicho asesinato por lo que él y su hermana, sobrina e hija, como cómplices, se encuentran encarcelados. La primera misión de “los dos” detectives será sacarlos de la cárcel con la inestimable ayuda de la duquesa de Arjona.

Así comienza Misterioso asesinato en casa de Cervantes y, de la mano de Teodoro y Dorotea iremos adentrándonos en una España en decadencia, llena de miserias para el pueblo y de falsa gloria para sus gobernantes.

Merece la pena leer este libro sólo por la cantidad de curiosidades costumbristas que pueblan sus páginas. El retrato cosificado de la beata no tiene desperdicio «halló el bulto de una mujer sobradamente gorda… echada en las losas… y aunque de lejos parecía que oraba, de cerca se descubría que se había traspuesto»Puede que hoy no se dé de manera tan exagerada pero a veces, el retrato de Isabel de Ayala, “la desuellahonras”, recuerda a los beatos contemporáneos, más interesados en que a otros les vaya mal que en que a ellos les vaya bien «Ellas van y vienen por las casas… y con el pretexto de ayudar al prójimo deshonrarían a la casta Susana si se lo propusieran».

Otras costumbres que el narrador recuerda con agrado nos advierten de la incultura general del país: las mesas de los amanuenses en las calles para redactar cartas o cédulas a la muchedumbre, o el vaciado de orinales por las ventanas al grito de ¡Agua va!». Y aparecen acciones que, aunque no eran usuales, se convertirían en ello con el paso del tiempo «Había un carromato con un alambique de cobre donde la gente abrevaba de ese brebaje que llaman cerveza»

Asimismo resulta curioso constatar que la Iglesia y la religión no sólo formaba parte de la vida de los españoles sino que su importancia se impuso en la cotidianeidad, hasta el punto de que aún hoy el paso del tiempo se sigue contando por oraciones; los juramentos, admiraciones o expresiones rutinarias continúan, como entonces, siendo comparadas con asuntos religiosos: «…el hombre que me dijiste… entró y estaría dentro el espacio de como un padrenuestro. …y allá estuvo algo más, como tres o cuatro credos» «…a estas horas andaríais en el requiescatinpace.» «Ya nos estás trayendo una jarra de vino pagano, sin bautizar» «¡Por las entrañas de Judas rehogadas en los menudillos del Anticristo!» «Ese joyel… es tan verdadero como la religión de Mahoma» «Pasado el espacio de dos credos salieron las muchachas de la antesala».

Otras expresiones forman parte, tal cual o modificadas, de nuestra tradición y refranero «Si viene la ronda… nos das agua con ese canto», «Los que más hombrean cojean de ese pie», «Encontrar la horma de su zapato», «Cornudo y apaleado», «¡Acuéstese de día quien no tenga con qué alumbrarse!».

Personalmente considero sin embargo que lo que ha hecho de Juan Eslava Galán el maestro de la novela histórica es su capacidad para narrar la historia con ingenio. El punto de vista irónico, sarcástico a veces, hace que entendamos mucho mejor a este país, algo incomprensible, y a sus habitantes «Sin nosotros (los matones a sueldo) no comerían corchetes ni alguaciles ni tendrían sus granjerías y acomodos jueces ni procuradores, ni triunfarían las leyes del rey en el escarmiento y sujeción de los reinos». Creo que el autor tiene, entre otras, la virtud del buen humor, virtud que traslada a su narrativa para conseguir una novela no al uso, plagada de datos reales y rebosante de agudeza, pues sabe sacarle la chispa a cualquier circunstancia. Así, el alguacil Carranza, cuando llega el embajador inglés siente que «Valladolid se llenó de herejes…» Pues con dos intervenciones más, conocemos al dicho alguacil; no hacen falta explicaciones descriptivas por parte del narrador, simplemente conforma un personaje tipo que nos lleva a la España de 1600 para mostrarnos un funcionariado al que le falta profesionalidad y le sobra incultura «Es mi costumbre con los borradores (llevarlos encima). Para servirme de ellos cuando visite el excusado a fin de exonerar el vientre» «No hace falta ser Casandra para montar la guerra de Troya».

El estilo es fluido, plagado de locuciones chocantes que permiten imágenes ingeniosas, a veces tanto que son capaces de arrancarnos la carcajada. Los juegos de palabras «para acomodar a la casta sin castas» conviven con ideogramas «Nunca vi pobres tan tenaces», con derivaciones «era un asunto de cuernos, que por algo estaban en el Rastro de los Carneros», con latinismos «Aquí es donde aparecen las Cervantas… ¿Putas habemus?», o con comparaciones hiperbólicas que el pueblo sabe percibir incluso en situaciones de desgracia, como cuando suben al moribundo Ezpeleta a la habitación de doña Luisa de Montoya para que lo asista el médico y «La casa y la escalera eran un jubileo de gentes.. no faltaba sino sacar un hachón a la calle para que pareciera velatorio… si se pusiera una buñolería en la puerta, parecería la fiesta del Corpus».

Que las crónicas y sucesos de nuestro pasado vayan de la mano de la ocurrencia es normal en Eslava Galán; así lo vimos en La primera guerra mundial contada para escépticos o Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie. También los datos literarios se acumulan en las páginas componiendo una serie de guiños a otras obras del Siglo de Oro como Rinconete y Cortadillo «¿Cómo te llamas? —Pedro del Rincón, señor», El Lazarillo «…echó la llave con muchas vueltas, como si en la casa quedara algo que guardar, y metiéndola en la faltriquera vacía…», El Quijote «el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.» El juez de los divorcios «En los reinos y en las repúblicas bien ordenadas había de ser limitado el tiempo de los matrimonios…»; o a escritores actuales como Arturo Pérez Reverte «…¡pardiez!, pudiera ser don Muzio Malatesta, el maestro de esgrima…».

La mujer, como era usual en el xvii, no sale bien parada. Numerosas expresiones retratan la concepción que se tenía de ella, «más putas encubiertas que mosquitos en el Esgueva», «No es como para matar por ella», «De natura no son despiertas», «Es una menor perpetua», y que no son sino reflejo de la cultura que recibía «…debe estar en casa, pariendo hijos, limpiando culos, lavando pañales, haciendo coladas… sin meterse en más bachillerías ni enseñanzas que las que dan los púlpitos de nuestra Santa Iglesia». La mujer debía fingirse boba para conseguir lo que quería. Por eso Dorotea de Osuna, al resolver el caso, es la bandera que Eslava Galán porta como defensor de la inteligencia femenina, de la misma forma que erige a Cervantes como uno de los pioneros en defender a la mujer, su inteligencia y su necesidad de recibir cultura «… os diré que las Cervantas, siendo mujeres de poco asiento, saben todas leer y escribir desde chicas como si ya desde que salieron de las mantillas estuviesen predestinadas al puterío.»

Y es que, prácticamente, Misterioso asesinato en casa de Cervantes es un homenaje al primer escritor universal. A lo largo de las páginas de la novela surge el profundo cariño que Eslava Galán siente hacia don Miguel, por eso, quizás, al igual que «hay cuatro autores» del Quijote, aparecen «los cronistas de esta verdadera historia», «punto sobre el que difieren los graves autores consultados».


Y por eso, quizás, la vida de Cervantes sirve para denunciar las tropelías de la Iglesia, del Estado, y de todos aquellos que las permiten, «por eso esta España que las consiente nunca levanta cabeza…» ¿Nos está  llamando al orden? Imagino que sí; quiero pensarlo, pues Eslava Galán, como Cervantes, utiliza su pluma para, con ironía, denunciar todo aquello que nos afea. Una vez más lo consigue, enseñarnos historia, hacernos reír y, sobre todo, obligarnos a pensar. Otro grande.

35 comentarios:

  1. ¡Hola Beatriz!
    Muchas gracias por esta recomendación, que no deja de ser un auténtico regalo en el entorno del Día del Libro.
    Como bien dices don Juan Eslava es un auténtico maestro, al que ha mucho tiempo que profeso admiración, respeto e incluso cariño, por los buenos ratos que me ha hecho pasar y, sobre todo, por los que espero que aún me depare.
    Este libro es una pequeña joya que se disfruta de comienzo a fin y, efectivamente es todo un homenaje a don Miguel y su Quijote. Así, nada más empezar, al protagonista le sirven “una escudilla con más repollo que carnero”, que inmediatamente nos trae a la memoria la comida del hidalgo “una olla de algo más vaca que carnero”.
    Además, hay pasajes que podríamos transcribir literalmente del siglo XVII al XXI, sin que pareciesen fuera de lugar: “La vileza, el abuso y el mal gobierno son, señora, manzanas podridas que malogran las sanas, por eso esta España que las consiente nunca levantará cabeza”.
    Espero que sigas manteniendo tal alto el listón de Aurisecular.
    ¡Hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que es una joya la novela porque, aparte de pasar con su lectura ratos verdaderamente divertidos, encontramos un retrato bastante ajustado del español que, como señalas, no difiere tanto del de hace 400 años. Dato que no sé si es para reír o llorar...Bueno, nos quedaremos con la ironía y la recomendación de que lea "Misterioso asesinato en casa de Cervantes" todo aquél que quiera disfrutar de la buena literatura.
      ¡Gracias por leer!

      Eliminar
  2. Hola Beatriz. Maravillosa crítica literaria la que has realizado sobre esta novela histórica de Juan Eslava Galán que lleva como protagonista la figura más importante de la Literatura Española, Miguel de Cervantes cuando falta un año para el cuarto centenario de su muerte. Te confieso que no he leído esta novela que tiene pinta de ser enriquecedora por los datos históricos, costumbristas, sociales, políticos y religiosos... Muy interesante este articulazo. Besos. Mari Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, se me ha pasado decirte que lo he difundido en Twitter y Facebook. Tu Blog es muy bueno. Gracias por compartir tu literatura con los lectores.

      Eliminar
    2. Gracias a ti, Mª Ángeles, por interesarte por los libros y difundir este blog. Te recomiendo no sólo ésta sino cualquier novela de Eslava Galán, ha sido un homenaje precioso la publicación de "Misterioso asesinato en casa de Cervantes" en el aniversario de la edición de la 2ª parte del Quijote. Si te gusta la figura de Cervantes, "El comedido hidalgo" te encantará.
      ¡Seguimos leyendo!

      Eliminar
  3. ¡Gracias, Beatriz! por responderme. El Quijote lo estudié en mis "tiempos", personajes, refranes, relevancia en nuestra sociedad actual, ya que es un libro tan ingenioso y tan veraz que hoy día en España ocurre lo mismo que hace 399 años en los tiempos de Don Miguel de Cervantes, "la Historia se repite" o, quizás, el hombre y mujer no hemos avanzado en nada y seguimos anclados en el pasado. "El Quijote" podría ser un auténtico Leccionario para nuestros políticos (no creo que se lo hayan leído), pero como Joya Literaria no estaría de más que reflexionasen sobre este libro tan auténtico, tan importante y tan universal. Poseo las obras completas de Don Miguel de Cervantes Saavedra y mi padre me inculcó desde bien pequeña este autor que repetidas veces leyó y que mi mismidad es incapaz de leerlo hasta trece veces como él lo leyó. ¿Falta de tiempo? Quizás sea uno de los motivos, pero ¡Qué grande y visionario del futuro fue el Autor!, ... Enfrente del ayuntamiento de Cartagena, esa placa conmemorativa de sus múltiples visitas a Cartagena, Cervantes le dedica al puerto de la ciudad una elegía, un fragmento de su narrativa en verso en de un trocito de su testamento poético "El Viaje del Parnaso" como un augurio de lo que le quedaba de vida. Un honor para Cartagena que se acordase de ella, quizás se enamoró un poquito de su bellisimo Puerto,... Son suposiciones mías.

    "Con esto poco a poco, llegué al puerto
    a quien los de Cartago dieron nombre,
    cerrado a todos vientos y encubierto.

    A cuyo claro y sin igual renombre
    se postran cuantos puertos el mar baña,
    descubre el sol y ha navegado el hombre...ª
    "El Viaje del Parnaso" (1614)

    ResponderEliminar
  4. Te doy toda la razón en lo que dices, Mª Ángeles. Cada vez que pase por el puerto me acordaré de ti. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Beatriz. Un honor para mi. Besos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Saludos Bea, soy Aida! Como bien ha dicho en su comentario, uno de los múltiples temas que trata esta novela es el lugar que ocupaba la mujer en la sociedad de la época, y debido a mi contraria opinión con la de las personas de ese tiempo, es por lo que me he decidido comentarlo.
    Las mujeres de esa época se movían por la iglesia, la cual daba (como bien dicen en la novela) una imagen distorsionada de las palabras de la biblia, tachando así a las mujeres de seres que debían estar cautivos debido a sus malas artes y sus infidelidades. En mi opinión, era un hecho muy injusto, ya que no podían hacer nada sin que fueran tachadas de adulteras o furcias, y en cambio, los hombres eran libres de cometer cualquier atrocidad sin consecuencia alguna. Las mujeres estaban obligadas a aguantar humillaciones, desvelos y maltratos, mientas que los hombres, tan solo por el mero hecho de nacer con el sexo opuesto eran automáticamente proclamados seres superiores con infinidad de derechos sobre cualquier ser del planeta. En aquella sociedad, estaba mal visto las mujeres supieran hacer cosas tan simples como leer o escribir, siendo (a mi parecer) una manera de aislarlas de todo suceso, como si no tuviesen derecho a saber nada de lo que pasase a su alrededor.
    Creo firmemente que para un completo bienestar social, no debe de haber diferencias entre hombres y mujeres, todos somos personas y hemos de ser tratadas por igual, ya que, siendo hombre o mujer una persona está capacitada para hacer cualquier cosa sin impedimento (un ejemplo cercano es la doble identidad de la protagonista del libro, Doña Dorotea).
    Por último me gustaría contrastar con mi opinión las dos épocas: las mujeres en la actualidad son libres e independientes, pero ya no se preocupan tanto por su persona, porque no hay nada que las infravalore. Antes, las mujeres se sentían rebeldes y luchaban por ser libres y por poder hacer lo que se les antojara. Yo prefiero sin duda la sociedad actual, pero pienso que tanto mujeres como hombres han de cuidar sus derechos, porque no es justo que nadie sea dominado por nadie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aida, efectivamente en la sociedad aurisecular estaba mal visto que la mujer sobresaliera del hombre, debía ser recatada y buscarse, por lo tanto, las mañas para poder hacer lo que considerara mejor, sin que pareciese que había sido idea suya. Que supiera leer tampoco la ayudaba mucho a granjearse buena fama, por eso Cervantes está tan bien considerado en nuestra época (no en la suya); consiguió que su mujer, sus hermanas y su sobrina aprendiesen a leer para poder enterarse de cosas, de datos, que las ayudaran a decidir ellas mismas (creo que su hija fue la única que no mostró interés en ello). Pues muy bien, Aida, has hecho un curso perfecto, has utilizado lo aprendido en Lengua para lo que es, pensar mejor y relacionarte mejor. Continúa así hasta el último día de este curso, y sigue así siempre, leyendo, pensando y aprendiendo. ¡Felicidades!

      Eliminar
  7. Muy buenas Bea, soy Alejandro Ramírez.
    De los temas que trata este libro, el que más me llama la atención es el de la mujer.
    No se que es peor, que el desprecio hacia la mujer halla pasado en esa época, o que todavía en el siglo en el que estamos siga pasando.
    Este libro refleja muy bien la situación de la mujer en aquella época, en la que si la mujer sabía hacer algo tan simple como escribir, leer o sumar 2+2 se la miraba mal, ya que las mujeres no podían estudiar ni trabajar en esa época, y las dejaban de amas de casa, ya que el hombre se creía que tenía poder sobre las mujeres y que estas no tenían derechos, cosa que para mi no es nada justa, es antisocial e inhumano, porque los hombres hacen y hacían con las mujeres lo que querían.
    En la sociedad actual, desgraciadamente en algunos paises sigue pasando lo mismo y se sigue despreciando y maltratando a la mujer, a veces, por una tonteria como por ejemplo hace dos o tres años en un país de la zona Palestina, que empezaron a darle latigazos a una mujer por el simple hecho de llevar puestos unos pantalones.
    En mi opinión, para un buen ambiente social, lo primero que debe de haber es igualdad social y respeto entre todos, pero creo yo que como no se pongan unas medidas mas serias, no va a parar de haber desprecios a las mujeres.

    ResponderEliminar
  8. Y otra cosa mas sobre el libro es que para ser del género que no me atrae, no a estado tan mal, pero es un género que, como ya he dicho, no me atrae

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podemos decir que es novela histórica, pero también podríamos encuadrarla en novela de misterio. ¿Cuál de los dos no te gusta? Me gustaría saber, en concreto qué no te ha gustado, y, sobretodo, qué te ha gustado, para poder debatirlo. Podría ser interesante. Lo que dices de la situación actual de la mujer es cierto. ¡Pero seguiremos leyendo para mejorar este mundo!

      Eliminar
    2. Las novelas históricas no me atraen nada, y es porque la historia, a mi, se me hace muy pesada, en cambio, las novelas de misterio, aventura e intriga son los géneros que más me gusta leer.
      Un saludo.

      Eliminar
  9. ¡Buenas tardes Bea, soy Alejandro! Dado a que no me decidía sobre qué tema en concreto analizar, creo que haré un análisis de varios aspectos y así podré expresar la opinión que tengo sobre ellos.
    En primer lugar, me gustaría decir que, pese a que la novela histórica no se encuentra ni de lejos entre mis géneros favoritos, esta novela no se me ha hecho difícil de leer, puesto que ha sido muy dinámica y entretenida durante todo la obra, haciendo que tuvieras que mantener constantemente la lectura. La forma en la que Juan Eslava ha ido añadiendo personajes en la historia (ficticios, como la protagonista de esta historia; o reales, como el propio Miguel de Cervantes) y con ellos, sus respectivas intrigas, tramas y ambiciones, ha sido, bajo mi punto de vista, lo que ha hecho que haya sentido la necesidad de leer cada vez más y más este libro. También me gustaría destacar la forma con la que ha escrito este libro, con ese peculiar pero divertido estilo irónico, así como el vocabulario propio de la época y expresiones típicas del siglo XVI y XVII, ya que en mi caso (y me atrevo a decir que también en todos aquellos que han leído o están leyendo el libro), ha facilitado el meterse dentro de la historia y vivirla con aún más fuerza, lo que me ha agradado gratamente. Y repito que, pese a no ser un forofo de las lecturas de género histórico, puedo considerar al “Misterioso Asesinato en Casa de Cervantes” una excepción.
    A continuación, me gustaría hablar sobre la situación que vivía la mujer en aquella época. Si ya llega a ser bastante dura para ellas en pleno siglo XXI, acabo de comprobar que nacer mujer en esa época era, sin ofender, un auténtico y horrible martirio. ¿Cómo podía estar mal visto que las mujeres fueran cultas y supieran leer y escribir como cualquier otro hombre? No puedo entender como la Iglesia consideraba pecado y de mal honra a aquellas personas que, sencillamente, querían ser cultas y ampliar sus conocimientos. Al igual que eso, también me ha llamado la atención el hecho de que la mujer debía ser una “sierva” para su marido. Obviamente, esto me ha llamado la atención para mal puesto que ninguna ser humano (ya sea hombre o mujer, da igual) debería ser siervo de otro contra su voluntad y someterse a los designios y deseos de su respectivo amo. Es algo que no logro comprender de esa época y mucho menos de la actual. El viejo dicho de “La libertad de una persona acaba donde empieza la de otro” debería haber estado mucho más presente a lo largo de la historia.
    Ya seas un amante de la historia, de los misterios e intrigas o simplemente quieras pasar un buen rato riendo con una historia divertida basada en la ironía y en la crítica, recomiendo firmemente esta novela. Además, opino que da mucho que pensar, y ya que uno de los temas de moda últimamente es el machismo y la igualdad de la mujer, y aunque sí es verdad que hemos avanzado muchísimo y podemos llegar a ser algo más tolerantes, creo que este libro nos ayudaría bastante a todos para solucionar de una vez por todas todos estos conflictos que deberían haberse zanjado siglos atrás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, lo más triste es saber que el genio universal, tan aclamado hoy, fue ninguneado en su época por una España ñoña y repleta de intrigas e intereses políticos.
      ¡Seguimos leyendo!

      Eliminar
  10. ¡Buenas tardes bea,soy Laura Freire! Este tipo de novelas no me atraen mucho pero has dado en el clavo diciéndonos que nos la leyésemos. La novela es fantástica,muy intrigante,llena de hallazgos y con un gran trama de novela negra. Además de ser adictiva ya que hace que no la dejes de leer ni un solo momento. En los temas de este libro, el que mas me llama la atención es el papel de la mujer. La mujer desde la antigüedad ha sido menospreciada y siempre se ha dicho que ellas deberían estar dentro de las casas y nunca en los lugares públicos, se las consideraba solamente como madres y ni siquiera como personas.
    A pesar de que los hombres siempre han negado su capacidad para dirigir la sociedad y las recluyeron en la casa, las mujeres han desempeñado un papel importante a lo largo de la historia y ,sin duda, a través del ámbito privado influyeron en el público.

    Su participación en el mundo de la cultura no fue menos valiosa,aunque los hombres les impusieran estar en silencio. La mujer es la base fundamental de la sociedad, sin embargo la sociedad ha especulado ideas negativas acerca de la mujer. En la actualidad, la sociedad está sumergida en ideales racistas y en muchos países, por desgracia la mujer sigue bajo una seria de leyes y no tienen unos derechos. Es una injusticia que no se haya mejorado en la sociedad el gran papel de una mujer,nuestro gran papel y sigan igual que las mujeres de antaño.



    ResponderEliminar
  11. Como bien te he dicho antes, nunca me han llamado la atención las novelas de este tipo pero, gracias a este gran libro voy a sumergirme mas a menudo en novelas de misterio. Un beso profe!

    ResponderEliminar
  12. Hola,
    Soy Ricardo Torralba, tengo que decir primero, que el libro no ha sido del todo de mi agrado y se me ha hecho un poco pesado, ya que este género no es el que me gusta, y no suele leer novelas largas. Aunque he habido algunos datos que me han resultado de interés, por ejemplo, como el libro refleja la sociedad de aquella en época en España, todos los tejemanejes que los banqueros y otros altos cargos, la gente de dinero; tenían entre ellos, y además también me ha impactado la manera de tratar a la mujer en esa época, que es de lo que vengo a hablar:
    El siglo XVII fue un siglo durante en el que España sufrió una tremenda crisis. Esta no fue menos para las mujeres, que antiguamente se consideraban objetos y no servían para más que no fuera tener hijos y dar placer al hombre. En este libro, “Misterioso asesinato en casa de Cervantes”, se nos alude en varios momentos a como son tratadas las damas en esta época. Lo primero era que estas no podían ejercer oficio, su único deber eran las tareas domésticas y criar a los hijos. También había muchas mujeres que se dedicaban a la religión e ingresaban en diferentes conventos. Desde pequeñas a las mujeres solo se les enseñaba en el arte de coser, de lavar, criar… No recibían ni estudios ni tampoco se les enseñaba a leer y a escribir, esto era tan habitual que incluso otras mujeres se quedaban extrañadas cuando una de ellas sabía leer y escribir, como se puede apreciar en el encuentro entre Dorotea y la beata Isabel de Ayala, la cual se sorprende incluso no la consideró como una mujer decente. Además las mujeres tenían sobre ellas el mantener la honra de la familia, la cual implicaba serles fieles a sus maridos. Las mujeres que no tenían marido y solían tener relaciones con diferentes hombres, se las marginaba y según el resto eran todas prostitutas. En esta época no estaba bien ver a la mujer paseando con algún hombre que no fuera su marido. También las mujeres eran consideradas seres inferiores ya que, por ejemplo: debían de sentarse en cojines, no podían sentarse a la misma altura del hombre; tampoco servían para manejar las espadas, porque eran consideradas poco despiertas y menos habilidosas; no eran enseñadas a escribir ni leer y tampoco podían ejercer un oficio. Muchas de las peleas y asesinatos acontecidos en esta época eran orígenes de venganzas, para limpiar la honra de una familia, es decir, cuando una mujer era infiel a su marido perdía la honra, y este enfadado decidía ir a vengarse, y se sucedían muchos conflictos, la mujer era considerada también como un “trofeo” que hay que proteger. En este libro, se nos muestra mediante las Cervantas, cómo el saber leer y escribir y tener ciertas libertades sobre su vida, que en esta época eran consideradas incluso pecado, puede llevarlas a ser odiadas por todo el pueblo e incluso llegar a sospechar que se ha podido cometer un asesinato y ellas han tenido algo que ver, como sucede con Gaspar de Ezpeleta. En el libro también se nos da cuenta de porque la gente es así y tienen estas tan erróneas ideas, mediante una conversación entre Doña Dorotea y Don Miguel de Cervantes. En la que este nos dice que en su viaje por Italia, vió como la mujer era tratada con más respecto, debido a la mayor cultura que allí tenían. Según Don Miguel este trato de la mujer, es desencadenado, por las malas interpretaciones de la Biblia (ya que en aquellos años la Iglesia tenía mucho poder, y todo lo que era indiscutiblemente aceptado por el pueblo), en la que se nos cuenta por ejemplo como Eva al comer la manzana hace que el hombre sea expulsado del Jardín del Edén, el paraíso. Aunque también en muchas ocasiones se nos demuestra que gracias a la mujer han sucedido algunas cosas a las que deberíamos de dar gracias. Según Miguel de Cervantes estas ideas provienen de la incultura generalizada en todo el país. En resumen, la mujer ha sufrido mucho a lo largo de la historia, y ha debido de superar todo tipo de adversidades hasta hoy, que en algunos países aún sigue considerándose inferior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo lamento que no hayas disfrutado la novela! Aun así creo que la has entendido perfectamente y a mí sí me ha gustado tu comentario. Estoy plenamente de acuerdo en que la Iglesia ha tenido mucho que ver en la concepción de la mujer y en la desigualdad con la que se la ha tratado a lo largo de la historia.
      ¡Sigue leyendo! Lo que te guste, pero nunca dejes de leer pues, con la base que tienes, llegarás a ser lo que quieras y, lo más importante, una buenísima persona.

      Eliminar
  13. Hola muy buenas profesora soy Juanda, en esta crítica voy a hablar de la posición de la mujer en la época la cual está ambientado el libro:
    Ni hace falta decir que en aquella época el machismo era la sociedad de la época ya que todo se centraba en la perdida de la honra, lo cual la protagonista Dorotea de Osuna no estaba de acuerdo en ningún aspecto y luchaba por la igualdad y los derechos de las mujeres.
    Lo que he sacado en conclusión es lo siguiente, para la mujer no había más que dos destinos honorables: el de casada o el de monja. Fuera de eso, no quedaban nada más que migajas, las solteras se convertían en solteronas, si perdían su virginidad pasaban a ser madres solteras y finalmente rameras, entrando en lo de la virginidad tengo que añadir un aspecto que me impacta y es una clara injusticia, la virginidad se pedía de la mujer pero no del hombre; lo cual tendría otra consecuencia en la vida matrimonial, donde a la esposa se le exigía fidelidad, mientras el esposo no tendría que dar cuenta de sus relaciones extramatrimoniales. Esto es, prohibición para la mujer y libertad para el hombre.
    Indagando más en el tema del matrimonio he comprobado que la mujer casada de aquella época tenía que seguir los siguientes aspectos si quería mantener su cuello a salvo, ser complaciente con el marido, siempre fiel y con buen aspecto, entre obediente y enamorado; con carácter firme con los hijos, más bien rígida que tierna y bondadosa, con el fin de llevarlos por el buen camino; vigilante con el servicio, para que cumpliera con sus obligaciones, y cuidadosa en el gobierno de la casa.
    Esto anterior por parte de la mujer casada, pero si hablamos de una soltera se dice que tenía un penoso, duro e injusto destino y si hablamos de una joven virgen no casada si perdía la virginidad ahí podemos decir que se encendían las alarmas ya que era un perdida de honra para la familia, pero si la cosa no cesaba la única solución para pararlo era el abandono de la joven.
    Hablando del otro destino honorable que era el de meterse a monja solo se puede sacar que la monja era colocada en el grado supremo de la mujer, por encima de la casada claro que, de hecho, una monja cualquiera nada contaba frente a las damas de la nobleza o de la Corte.
    El último aspecto que voy a comentar y ya más cercano a la lectura, es el caso de las Cervantas, ya que todo en este comentario ha sido algo malo, voy a hablar de algo “positivo”. Las Cervantas, que eran la esposa de Cervantes, Catalina de Salazar, su hija Isabel, sus hermanas Magdalena y Andrea, la hija de ésta última y sobrina del escritor: Constanza de Ovando. Y por último la sirvienta, María de Ceballos. Ellas tenían el gran privilegio de haber recibido enseñanzas de leer y escribir del mismísimo Miguel de Cervantes, algo que en aquella época estaba mal visto ya que las mujeres solo estaban para las tareas del hogar, mantener a los niños y complacer al marido.
    Espero que te haya gustado el comentario profesora, gracias por leerme, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría que me aclarases dónde lucha Dorotea por la pérdida de la honra. No lo recuerdo. También me gustaría saber cuál es el papel de las Cervantas en la novela, para comprender mejor por qué eran privilegiadas y en qué.
      ¡Seguimos leyendo!

      Eliminar
    2. Lo de donde lucha Dorotea por la pérdida de la honra no llego a comprenderlo, pero si te puedo hablar del papel de las Cervantas en la novela. Como ya te dije anteriormente las Cervantas eran la esposa de Cervantes, Catalina de Salazar, su hija Isabel, sus hermanas Magdalena y Andrea, la hija de ésta última y sobrina del escritor, Constanza de Ovando. Y por último la sirvienta, María de Ceballos. El papel que realizaban era como una figura que representaba libertad, ir en contra de las leyes y de la sociedad, por esto eran excluidas y marginadas y eran consideradas como furcias. Todo era debido a que, no como la mayoría de las mujeres en aquella época, ellas sabían leer y escribir y eran libres de elegir lo que hacer, por esto el papel de las Cervantas era tan importante.

      Eliminar
  14. ¡Saludos Bea! me he pasado por el blog para debatir sobre mi experiencia leyendo el libro y para comentar al igual que algunos de mis compañeros, alguno de los variados temas que trata el libro. En primer lugar he de decir que se trata de una gran novela histórica, puesto que esta bien escrita, con un vocabulario muy, muy cuidado y con un estilo muy característico. Personalmente no me ha parecido tan mal libro al final, ya que tiene ciertos detalles que hacen que este estilo, que no es mi preferido, haya sido mas agradable y ameno de leer, cómo por ejemplo, esa multitud de personajes que te solían hacerte pensar,¿cual mentía? ¿quién es honesto y bueno? ¿habrá sido el/la quien cometió el asesinato? ... . Además de esta historia profunda, (que en mi opiníon se hacía mas difícil de leer en algunos tramos) podemos encontrar varios temas secundarios y temas de los que se puede debatir como por ejemplo, la sociedad de la época, y con esto me refiero a la diferencia entre pobres y ricos, la justicia aparentemente verdadera, la situación y el papel de la mujer o el estilo de vida de la gente de ese siglo. En mi caso vengo a hablar de un tema ya bastante comentado por mis compañeros, pero ni más ni menos importante que los demás, pero que simplemente me ha impactado y me apetecería comentar y dar mi punto de vista. En más de una ocasión, se observa como la mujer es tratada de objeto, el cual solo vale para el gozo de los hombres y éstos se pelean por ellas como objetos que pueden ser suyos. También se nota mucho cuánto machismo había en la época, que una pobre mujer de calle, sucia y desgreñada que vendía salchichas sin pagar las tasas, es detenida por las autoridades y además lo ven como un pecado imperdonable. Sinceramente yo creo que si éste hubiera sido un hombre la justicia hubiese actuado también de manera diferente y eso es lo que parece reflejar. Es irónico pero al mismo tiempo muy triste, pues hasta las propias mujeres ya habían sido educadas en tal sociedad machista, que ellas mismas miraban mal a otras mujeres que se les hubiese educado en un ámbito menos machista.

    ResponderEliminar
  15. Textualmente, la beata Isabel de Ayala dice que Dorotea fue mal enseñada, pues una mujer no debe saber leer ni escribir, es más, es algo malo. Afirma que la mujer no puede llegar a tener las mismas habilidades que el hombre, sino que debe quedarse en casa, pariendo hijos, encargándose de ellos, limpiando o preparando comidas. Y ya no es solo ella, también se menciona muchas páginas después que la mujer debe aprender a hacer ovillos y coser y que si quieres un hijo brillante, que debes intentar que salga varón, pues la mujer no podía alcanzar el ''ingenio profundo''. Es muy claro que se menosprecia a la mujer, y este menosprecio viene desde tiempos remotos, pues ya se decía que Eva fue la que cometió el pecado que condenó a la humanidad y no Adán. Además de todo este menosprecio, hay varias escenas de hombres que simplemente intentan seducir a las mujeres, para usarlas como gozo personal, es más, Muzio Malatesta, en una de esas ocasiones, dice que la mujer está menos capacitada que el hombre, pues así ''la naturaleza lo ha querido'' y que fueron hechas para que le hombre pueda engendrar prole en ellas y disfrutar de los placeres que se pueden permitir. Me gustaría decir que investigando por Internet he descubierto mas cosas sobre el papel de la mujer y su situación en el siglo XVII, pues las vilaciones eran habituales, la justicia iba en contra de ellas (normalmente acusadas por el tribunal de Inquisición) y otras muchísimas otras injusticias como por ejemplo un dote que tenían que pagar al casarse con el marido. Personalmente me parece indignante e increíble que nuestros antepasados puedieran tener estas ideas tan descabelladas sobre la mujer. Es evidente la mejoría y creo que es algo de lo que deberíamos sentirnos orgullosos, aún así, todavía se deben seguir eliminando esas ideas machistas que perduran sobre la sociedad, para hacer una sociedad mas igualitaria y justa entre todos. En último lugar me gustaría preguntar qué podrías argumentar sobre este tema, ¿piensas que todavía falta mucho por cambiar? ¿tal vez no hemos mejorado tanto como dicen respecto a esa época? ¿qué opinas sobre este tópico que es tabú en muchos lugares?. Antes debería remarcar que en muchos lugares del mundo todavía se siguen viendo estas conductas que parecen mas cercanas a conductas animales, qué a conductas humanas, pues nosotros tenemos un poder de razonamiento muy superior a un animal y en situaciones como estas no lo parece. Concretando, todavía hay lapidaciones por adulterio en mujeres en algunos países de África ( cuando después un hombre puede estar con muchas mujeres a la vez) o una innumerable lista de cosas así, que derivan de ideologías religiosas que no voy a cuestionar. Espero su respuesta y me gustaría que se pudiesen debatir temas así.
    Otro cordial saludo, Alberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, hay un largo camino por recorrer en la lucha por la igualdad, pero en la lucha por la igualdad del ser humano. No todos somos iguales, depende de tu sexo, de tu lugar de nacimiento, de tu educación, de tu posición social... Sí es un buen tema que estoy dispuesta a tratar, así que ya queda cerrado.
      ¡Seguimos leyendo! (aunque sólo sea por tener temas de los que hablar en una sociedad cada vez más conformista)

      Eliminar
  16. Buenas profe!!! Soy David Freire y quería decir mi opinión sobre el libro.
    Decirte que me ha encantado, un libro que, aunque no muchos de nosotros se siente atraídos por este género, lo recibí con los brazos abiertos desde el capítulo 2. Puede que el principio sea lo aburrido, ya que no te convence hasta un punto, pero desde que leí esas últimas lineas de ese comienzo, me agradé de ello porque el misterio me culmina.
    De los personajes: no sé por qué pero me recuerdan a los personajes tipo de la comedia nacional, no todos. Pero su personalidad es lo que los marca. Por ejemplo: mi favorito es Carranza porque se pasa demasiado con las correcciones, no hay un solo momento en el que no corrija a Teodoro, ni uno solo.
    La ambientación, s.XVII, época del Barroco, mendigos por doquier y los reyes y nobles despilfarrando el dinero, nada de lo más curioso siendo este periodo el que más me atraía, no solo por eso, sino también por la posición de la mujer con respecto al hombre.
    Nada de derechos, nada de opinión que dar, solo nacían para tener hijos y ya está, nada más injusto para un ser que por solo tener algunos rasgos que hacen la diferencia, sean incapaces de hacer lo mismo que nosotros los hombres, muy machista. Menos mal que en el libro hay otras personas que piensan de la manera actual, ya sea Don Miguel de Cervantes.

    Después darte las gracias por recomendarme este libro y espero que más gente lo lea.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerlo y por pensar. Carranza es un personaje cómico, aunque con dosis de sarcasmo hacia él, sí podría recordar al gracioso, al criado, de ahí la ironía. La ambientación es perfecta y el cariño hacia Cervantes indiscutible.
      ¡Seguimos leyendo!

      Eliminar
  17. La mujer en el siglo XVII


    Está la discreción de una casada
    en amar y servir a su marido
    en vivir recogida y recatada,
    honesta en el hablar y en el vestido;
    en ser de familia respetada,
    en retirar la vista y el oído
    en enseñar los hijos, cuidadosa,
    preciada más de limpia que de hermosa.

    (Visión de la mujer como esposa en el siglo de oro)




    Como indica este texto de Lope de Vega, la mujer en el siglo XVII (un siglo de crisis para España)
    era una ama de casa y nada más, solo se la utilizaba como si fuera un objeto y no pueden llegar al estatus del hombre.
    Me gustaría hablar en este comentario del machismo y la posición de la mujer en el siglo XVII.

    En el libro “Misterioso asesinato en casa de Cervantes” doña Dorotea es tratada como a una mujer simple, como a todas, pero ella sabia leer y era muy astuta, no era como las demás.

    En el capitulo 4 la mujer es nombrada como un objeto, como algo sucio que crea conflictos por cuernos o muchos más casos como hombres que se pelean por mujeres sin importarles lo que piense ella o numerosas violaciones producidas en este siglo.

    En el capitulo 5 se las describe como inferiores, como si por ser mujeres son peores, esto es una señal del machismo de la época, ademas se dicen cosas malas de estas.

    En el capitulo 7 se muestra como es tratada doña Dorotea, como si ella por ser mujer no pudiera leer, escribir, saber.

    En el capitulo 14 se puede observar como doña Dorotea dice que ella fue criada como a sus hermanos y Cervantes se alegra de que alguien pueda llegar al conocimiento dando igual si es hombre o mujer.

    En el capitulo 25 el señor Chiquiznaque intenta conquistar a doña Dorotea pero esta lo rechaza, se puede apreciar perfectamente que el señor solo quiere hacer el amor con Dorotea y no le importa lo que piense.

    Y es que los hombres en esta época solo buscaban mujeres para tener hijos y que cuiden de la casa, una actitud despreciable.

    Aquí están citadas todas las apariciones del machismo sobre la mujer en este maravilloso libro.
    Muchas gracias por leerlo y espero una respuesta. Adios!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento mucho haber tardado en responder, porque en realidad creo que has acertado en tu conclusión sobre el papel de la mujer, bien razonado, como siempre, y con meticulosidad. Pues sí, Alberto, además de para entretenernos, los libros nos sirven para pensar y hacernos preguntas, y entender mejor todo lo que nos rodea. Gracias por esforzarte en descubrirlo.
      ¡Seguimos leyendo! Me sentiría muy honrada si el año que viene te pasas por aquí de vez en cuando.

      Eliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Al fin he podido colgar mi crítica sobre este libro, he estado sin conexión de internet estos días por reformas en casa. Opino que es un estupendo,misterioso y adictivo libro. Me ha sorprendido que este tipo de novela me gustara tanto ya que este tipo de novela policiaca de drama negro nunca me había llamado la atención. El libre esta escrito en la época del barroco,se encuentran grandes diferencias entre las clases sociales. Los ricos siguen teniendo poder,dinero,grandes riquezas y los pobres se encuentran en la completa miseria. Podría dar mi opinión sobre todos los personajes pero quería centrarme en el personaje principal,Teodoro de Asuno. Teodoro es un caballero que proviene de Italia y recibe una carta de la duquesa de Arjona pidiéndole que vaya a Valladolid para resolver un caso de asesinato. Este personaje tiene unos buenos dotes de investigación y tiene un pensamiento actual, es decir, el tiene un pensamiento opuesto al de la sociedad ante la mujer. Teodoro ayuda a la familia Cervantes y los saca de la carcel. El autor nos oculta la verdadera identidad de nuestro personaje principal, ya que bajo el nombre de Teodoro se escondía de verdad una mujer llamada Dorotea,que ocultaba su verdadera identidad por que la sociedad de aquel momento era muy machista,no se veía bien que una mujer ocupara un oficio de trabajo. Gracias por darnos a conocer libros tan buenos, un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Está en mi estantería esperando ser leído. A ver qué tal.
    Buena reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  21. Seguro que te gusta. Leeré tu reseña, si la haces, y podemos comentarlo.
    ¡Seguimos leyendo!

    ResponderEliminar